A room with a view (1985)

  • a-room-with-a-view-movie-poster-1986-1020201162Reino Unido
  • Drama romántico
  • Dirigida por James Ivory
  • Escrita por Ruth Prawer Jhabvala (Novela: E.M. Forster)
  • Interpretada por Helena Bonham Carter, Julian Sands, Daniel Day-Lewis, Judi Dench, Maggie Smith, Simon Callow y Denholm Elliott
  • 117 minutos 

Yo también me enamoraría de Helena Bonham Carter. Está estupenda interpretando a Lucy Honeychurch en el que fue su primer papel en esto del cine. Así que supongo que entiendo a Julian Sands y a Daniel Day-Lewis, dos tipos que andan detrás de los encantos de nuestra protagonista. A uno lo conoció en Florencia, espléndida ciudad. Es un joven inglés, amante de la naturaleza, con un punto bohemio y de alma libertaria. Al otro, un intelectual pedante, el destino se lo cruzó en los coquetos jardines que bordean la periferia londinense. Ya saben, el té y la pompa británica en todo su esplendor.

Sin saber muy bien el porqué, la cosa es que la inocente Helena se ha enamorado. Igual que me he enamorado yo de Una habitación con vistas. Y es que esta es una película maravillosa. Los enredos del amor pocas veces se han servido con tanta gracia y clase como aquí lo hace James Ivory. Es una historia sencilla y agradable. El triángulo romántico funciona a las mil maravillas, mientras que la galería de secundarios le da otro aire a esta cinta: me río con la “rectitud” aristocrática de Maggie Smith, por no hablar del desparpajo de Denholm Elliott. Los consejos de Simon Callow y la ensoñación italiana de Judi Dench hacen el resto. Entre todos te sacan una sonrisa. 

Y por encima de todo… está esa ventana. Esa puñetera ventana. La dirección artística, el vestuario y, en suma, la ambientación de esta película es formidable. La cinta de James Ivory es un regalo para los sentidos. Un homenaje a una ciudad tan tan bonita como Florencia. Paseas por la Piazza della Annunziatta, te pierdes entre las tumbas que alberga la Basilica di Santa Croce o te enamoras en la Piazza della Signoria. Por supuesto, el trabajo de fotografía no se olvida del Arno ni de Santa Maria del Fiore con la hipnótica cúpula de Brunelleschi y el campanile de Giotto. Además, la escena final forma parte de las mejores escenas de la historia del cine. Un regalo de película. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s