End of Watch (2012)

David Ayer: Sin tregua (End of Watch, 2012) Estados Unidos. Policíaco. Escrita por David Ayer. Interpretada por Jake Gyllenhaal, Michael Peña y Anna Kendrick. 109 minutos. 

Heredera de Training day y Harsh times, esta historia vuelve a enclavar su atención en las violentas calles del South Central angelino. Quedamos avisados desde el primer momento: “Soy una consecuencia. Yo soy la cuenta sin pagar. Soy el destino con placa y pistola. Detrás de mi placa está un corazón como el tuyo. Sangro. Pienso. Amo. Y sí, me pueden matar. Y aunque no soy más que un hombre… tengo miles de hermanos y hermanas que son lo mismo que yo. Darán su vida por mí. Y yo por la de ellos. Vigilamos juntos. Una delgada línea azul. Proteger la presa de los depredadores. Al bueno del malo. Somos la policía“.

Un mundo repleto de violencia, narcotráfico, fuego cruzado y alta criminalidad. Ya lo sabemos, es una auténtica selva urbana. Si en ‘Training day’ nos mostraban cómo de corrompidos quedaban los cimientos de la ley gracias al personaje de Alonzo, en ‘Harsh times’ se alejaban un tanto del tema policial para centrarse en cómo dos amigos de la infancia podían sobrevivir o caer a los infiernos en tal contexto. Aquí, en ‘Sin tregua’, comprobamos cómo David Ayer bebe de las dos fuentes citadas. Él es conocedor de sus virtudes y cualidades, y las explota a las mil maravillas.

El cineasta combina la camaradería con la exaltación del trabajo policial a través de los personajes a quienes dan vida acertadamente Jake Gyllenhaal y Michael Peña. Combina la calidez y ternura del hogar familiar con la inquietante y angustiosa patrulla policial por las zonas más peligrosas de Los Ángeles. Nos adentramos en las calles de un modo natural y espontáneo, humanizando y haciéndonos partícipes de lo que supone hacer cumplir la ley en pleno infierno. Un paseo, en definitiva, tan realista como descorazonador.

Anuncios

Harsh Times (2005)

David Ayer: Vidas al límites (Harsh Times, 2005) Estados Unidos. Thriller. Escrita por David Ayer. Interpretada por Christian Bale, Freddy Rodríguez y Eva Longoria. 120 minutos.

Cuatro años después de haber escrito ‘Training day’, David Ayer se estrenaba en el mundo de la autoría con una ópera prima más que interesante. Hablamos de ‘Harsh times’, una historia que gravita en torno a dos amigos, Jim y Mike, que habitan en la ciudad de Los Ángeles. Con un pasado lleno de calamidades, ambos buscan rehacer su vida a través de un empleo que les permita encontrar ese punto de estabilidad y formalidad necesario para sentar cabeza junto a sus respectivas mujeres y alcanzar así un futuro mejor. 

Intenso relato volcado en la amistad existente entre los dos protagonistas. Mientras uno representa el buen camino, el otro simboliza la autodestrucción. Un choque de intereses, por tanto, que servirá no sólo para ensalzar la camaradería y fidelidad extrema, sino también para mostrar cuán crudas y miserables pueden llegar a ser las secuelas de una guerra, más todavía si te has criado (y todavía habitas) en un barrio donde la lógica indica que tu existencia deambulará entre fuego cruzado, violencia y problemas a tutiplén.

Notable drama que vuelca su mirada en la periferia, en dos peones cualquiera del sistema. ‘Harsh times’ nos expone el lado áspero de la vida, sirviéndose para ello de las soberbias interpretaciones de Christian Bale y Freddy Rodríguez, humanizando éstos esa dicotomía básica que diferencia entre cómo arruinar y cómo salvar tu vida en medio de la jungla urbana.