Far from heaven (2002)

  • Lejos_del_cielo-171600081-largeEstados Unidos
  • Drama romántico
  • Dirigida por Todd Haynes
  • Escrita por Todd Haynes
  • Interpretada por Julianne Moore, Dennis Quaid y Dennis Haysbert
  • 107 minutos 

Julianne Moore es la clave de bóveda de Lejos del cielo. Ella es una modélica ama de casa en un impoluto barrio residencial de los Estados Unidos (Connecticut) durante la década de los cincuenta. Son tiempos de conservadurismo rancio, de pomposidad hipócrita. Una sociedad paternalista y racista se erige como pieza central de la composición. Dennis Quaid y Dennis Haysbert emergen como las piezas con las que agitar la conducta de esta cautivadora pelirroja.

La actriz nos deja una de sus mejores interpretaciones. Un relato melancólico, pausado y preciosista. Todo, todo en esta película es un lujo. Todd Haynes no deja al azar ningún detalle. Esta es, por tanto, una obra refinada y bien cuidada. El cineasta demuestra la valía que posee para alcanzar la belleza, para conseguir que cada fotograma sea una obra de arte en sí mismo. En este sentido, la fotografía de Edward Lachman le saca el máximo provecho al impecable trabajo de dirección artística y vestuario. La dirección de Haynes lo acompasa todo y, al final, nos queda una contundente postal de aquellos -no tan lejanos- Estados Unidos. 

Sentir devoción por tu marido y que este resulte ser un frustrado homosexual, no es plato de buen gusto. Tampoco enamorarte nuevamente de tu jardinero, un tipo tranquilo, agradable y… negro. El guion, a pesar de estar muy bien llevado y resuelto, está cogido con alfileres. Peca un tanto de tendencioso y, la verdad, todo resulta algo rebuscado. Pero como digo, los apuros de Julianne Moore sirven para fraguar una historia, tan pesarosa como hermosa, resuelta con total armonía.

Anuncios