The Adventures of Priscilla, Queen of the Desert (1993)

Stephan ElliottLas aventuras de Priscilla, reina del desierto (The Adventures of Priscilla, Queen of the Desert, 1993). Australia. Comedia estrambótica y travestida en pro de la tolerancia. Escrita por Stephan Elliott. Interpretada por Hugo Weaving, Terence Stamp y Guy Pearce. Fotografía de Brian J. Breheny. 102 minutos. 

ColorSlide01L

Antes de que Guy Pearce ejerciera de buen chico en L.A. Confidential, había sido Fellicia. Antes de que Hugo Weaving se inmortalizara como el Agente Smith en Matrix, se había vestido de mujer para versionar estrambóticamente el I will survive de Gloria Gaynor. Y antes de que Patrick Swayze, Wesley Snipes y John Leguizamo imitaran lastimosamente las peripecias de este film, Terence Stamp había puesto el listón demasiado alto como para tratar de igualarlo. Juntos emprenden un viaje hacia Alice Springs, en el corazón de Australia. Parten desde Sidney, ciudad vanguardista y de mentalidad relativamente más abierta que cualquiera de los otros pueblos a los que vayan a parar. Se la juega Stephen Elliott con dos travestis y un transexual. Le toma el testigo a George Miller y su Mad Max en cuanto a los desafíos del desierto australiano; a Ridley Scott y su Thelma & Louise en cuanto al espíritu reivindicativo. Comparte con ellas la aridez, el viaje, la combustión… y ahí terminan los paralelismos. Añade la novedad de las plumas y el colorido a más no poder. Son príncipes, o princesas, en su reino: Priscilla, un destartalado autobús cargado de aventura y liberación. El numerito final es lo de menos. Lo de más es el escupitajo peor tirado de la historia, mérito de Weaving. También te ríes con la escena de la filipina, con las descaradas actuaciones y con el frasco de ABBA. En todas ellas brilla el mejor personaje de todos: Bernardette. La principal lección -moraleja del film- corre a cargo del chiquillo. Y el tesoro escondido no es otro que la fotografía de Brian J. Breheny.  

Anuncios

Lawless (2012)

John Hillcoat: Sin ley (Lawless, 2012) Estados Unidos. Cine de gángsters. Escrita por Nick Cave. Novela Matt Bondurant. Interpretada por Jessica Chastain, Shia LaBeouf, Tom Hardy, Jason Clark, Mia Wasikowski, Guy Pearce y Gary Oldman. 115 minutos. 

Forrest, Howard y Jack componen el núcleo duro de la familia Bondurant. Sobre ellos pesa una larga leyenda de inmortalidad, dureza y violencia que pronto deberá enfrentarse con la despótica figura de Charlie Rakes, el ayudante del fiscal. Olvidé mencionar que estamos en los tiempos de la Ley Seca, donde la corrupción, el contrabando y la sangre a borbotones se conjugaban para poder llenar de alcohol las copas vacías.

También olvidé decir que esto no es Chicago, ni siquiera Nueva York. Aquí estamos en Franklin County, un pequeño pueblo de tradiciones y lealtades cocidas a fuego lento. Es uno de esos lugares donde la llegada de un forastero no suele estar bien acogida, y menos si éste tan solo tiene la intención de monopolizar el ilegal negocio del whiskey casero.

Una encomiable labor la aquí realizada por John Hillcoat. No busquen la continuación de ‘Boardwalk empire’ en los fotogramas de esta película, porque no la encontrarán. Sí se toparán, en cambio, con una historia en la que el honor recorrerá los caminos que sean necesarios para ahuyentar a la servidumbre. En fin, buenos personajes, grandes interpretaciones (tenemos, por ejemplo, a Jessica Chastain en el cartel) y una notable historia con tal de amenizarnos la velada.