The African queen (1951)

  • the-african-queenEstados Unidos
  • Aventuras
  • Dirigida por John Huston
  • Escrita por James Agee (Novela: C.S. Forester)
  • Interpretada por Humphrey Bogart, Katharine Hepburn y Robert Morley
  • 106 minutos

Enclavada en su contexto, The African queen es una cinta muy meritoria. Principalmente considerando el despliegue visual ejercido por John Huston, cautivador para aquella época. Filmar en color una película de 1951 ya era todo un logro, pero el espectáculo se incrementaba más todavía al disfrutar con la cantidad de vibrantes escenas que ofrecía el hecho de serpentear, rodeados de los mil y un peligros, por un río como el Ulanga.

Los protagonistas de esta frenética aventura son Humphrey Bogart y Katharine Hepburn. Él es un bribón perdido entre la geografía africana. Ella una recta religiosa que lamenta la pérdida de su hermano. Una mala jugada del destino les ha hecho vivir la I Guerra Mundial lejos de casa, ni más ni menos que en el África oriental, rodeados de alemanes que recelan de sus nacionalidades canadiense y británica. Así, en medio de una huida, terminarán por compartir espacio y tiempo a bordo de la Reina de África, una cochambrosa embarcación que se convertirá en la clave de bóveda de este film.

Bogart está deslumbrante. De cerca le sigue Hepburn. Es imposible aburrirse viendo este relato. El director da forma a una película que encaja a las mil maravillas dentro de los cánones que marca el género de aventuras. Tiene un punto de postal africana que quizás le puede sobrar. Y sí, por supuesto que nuestros protagonistas, a pesar de estar en las antípodas, se enamoran perdidamente. La suma de todo, al fin, da como resultado un relato hecho por y para el espectáculo que, en consecuencia, se ve con gusto.   

Anuncios

Suddenly, Last Summer (1959)

Joseph L. Mankiewicz: De repente, el último verano (Suddenly, Last Summer, 1959) Estados Unidos. Drama sureño. Escrita por Tennessee Williams y Gore Vidal. Obra teatral de Tennessee Williams. Interpretada por Elizabeth Taylor, Montgomery Clift y Katharine Hepburn. 114 minutos.

elizabeth-taylor-swimsuit-2-500

¿Qué le sucedió a Sebastian? Esa es la gran incógnita que envuelve a la obra de Tennessee Williams, llevada a la gran pantalla por Joseph L. Mankiewicz y humanizada en las figuras de Montgomery Clift, Katherine Hepburn y Elizabeth Taylor.

A base de conversaciones en el jardín, centros hospitalarios, herencias codiciosas y lobotomías, la narrativa de Mankiewicz, tan sutil y pausada, nos irá sirviendo esta trágica historia a fuego lento. Cautivados por el misterioso argumento, nuestro sistema nervioso se irá corrompiendo al observar el angosto escenario diseñado, esencializado éste en el  desesperado llanto de Elizabeth Taylor.    

En fin, una película extrañamente atractiva y cuya virtud principal reside en su peculiar narrativa, de claro ritmo in crescendo. El sinsabor coge forma en la figura de la hermosa Elizabeth Taylor, quien esconde, entre agonías, sudores fríos y paranoias, la verdad sobre lo acaecido el pasado verano.