Love & Mercy (2014)

Bill Pohlad: Love & Mercy (íd., 2014) Estados Unidos. Biopic musical sobre Brian Wilson. Escrita por Oren Moverman y Michael A. Lerner. Fotografía de Robert D. Yeoman. Música de Atticus Ross. Interpretada por John Cusack, Paul Dano, Elizabeth Banks y Paul Giamatti. 121 minutos. 

LM_04144_CROP

Son los años 60 y el sol parece brillar como nunca en California. Los Beach Boys están en el candelero: el punto surfer engancha a los más jóvenes. Es la estética del pop, auténtica revolución, socavando la puritana mentalidad norteamericana. Desde las islas, igualmente, llegan los Beatles con el Rubber Soul (1965). Parecen siempre un punto por delante. Justo ahí, llega la admiración, la creatividad y el reto. Todo ello tiene nombre, Brian Wilson. Le importa un rábano la gira en Japón y las chicas de por allí. Tiene un universo musical pululando en su cabeza. Y quiere dejarlo salir. Es la soledad del genio. También la locura. Va a rebatir al cuarteto de Liverpool: ahí está el Pet Sounds (1966). Tanto Oren Moverman como Michael A. Lerner cierran un guion sublime recreando la época y el momento. Acompaña, a su vez, la enérgica y fresca puesta en escena de Bill Pohlad, apoyada en una factura artística de primer nivel. Paul Dano destaca en un papel que le viene como anillo al dedo: inicia la explosión autodestructiva. La narración compagina los (esplendorosos) años sesenta con los (depresivos) ochenta. Aquí están las consecuencias de la detonación. Brilla un fantástico John Cusack. El artista queda atrapado en su propia tela de araña. Desquiciado, abatido, vulnerable… y romántico. Por eso conoce a Elizabeth Banks, el amor y la misericordia. Con ella -colosal en su actuación- se inicia el intercambio de golpes frente a Paul Giamatti, villano de la narración. Así que entre la autodestrucción y la opresión se mueven los fotogramas de esta preciosa película que, al final, cumple con su principal cometido: rendir tributo a la liberación del genio.      

Anuncios