Million dollar baby (2004)

  • 2005milliondollarEstados Unidos
  • Boxeo
  • Dirigida por Clint Eastwood
  • Escrita por Paul Haggis (Historia: F.X. O’Toole)
  • Interpretada por Clint Eastwood, Hillary Swank y Morgan Freeman 
  • 132 minutos

“Sólo te escribo para hacerte saber qué tipo de persona era tu padre”.

‘Million dollar baby’ contiene el mejor clasicismo, hablando de cine, que uno pueda ver y escuchar en tiempos recientes. Es el mejor Clint Eastwood, luciendo en su faceta como director, pero también dando empaque al reparto y alcanzando la gloria a través del compás de su música. Es el mejor Paul Haggis, ideando un guión que es una absoluta maravilla. Es el mejor Morgan Freeman, dignificando la profesión de actor. Es la mejor Hillary Swank, tremenda actriz, interpretando esa joya de personaje que es Maggie Fitzgerald, Mo Cuishle.  

Un viejo gimnasio, el sol angelino, la galería de personajes sufridos y una emotiva historia que contar. Le bastan estos ingredientes a Clint Eastwood para, además de homenajear al mundo del boxeo, hilar una película sentida como pocas, repleta de matices y llena de vida. Todo ello gracias a la relación entablada entre el castigado Eastwood y la valerosa Swank. Esto es cátedra. Cine auténtico, puro.

Anuncios

Crash (2004)

  • zazazaEstados Unidos
  • Drama
  • Dirigida por Paul Haggis
  • Escrita por Paul Haggis y Robert Moresco (Historia: Paul Haggis y Bobby Moresco)
  • Interpretada por Matt Dillon, Terrence Howard, Sandra Bullock, Don Cheadle, Jennifer Esposito, Michael Peña y Ryan Philippe
  • 115 minutos

“Es la sensación de contacto en cualquier ciudad por la que camines, ¿comprendes? Pasas muy cerca de la gente y esta tropieza contigo. En Los Angeles nadie te toca. Estamos siempre tras este metal y cristal y añoramos tanto ese contacto que chocamos contra otros sólo para poder sentir algo.”

El título de esta obra ya denota sus intenciones. ‘Crash’ es una oda a las colisiones, los tropiezos, los choques y los golpes. No entendidos éstos en sentido literal, sino como una metáfora del lado áspero de la vida. Esta es, por tanto, una historia llena de humanidad.

Paul Haggis pincela con sutileza un retrato de la sociedad angelina a comienzos del siglo XXI. Las figuras del paisaje quedan perfectamente contornadas. Caminan, lloran, sufren. Aun quedando prendados por la ilusión y fantasía del cuento que un padre le susurra a su pequeña hija, lo cierto es que aquí apenas encontramos atisbos de felicidad y alegría. Retales de vida, en definitiva, tan emotivos como sentidos.