Infamous (2006)

Douglas McGrath: Historia de un crimen (Infamous, 2006) Estados Unidos. Biográfico. Escrita por Douglas McGrath en base al libro de George Plimpton. Interpretada por Toby Jones, Sandra Bullock, Jeff Daniels y Daniel Craig. 110 minutos.  

El repelente Truman Capote lee una noticia brutal en el periódico. Se ha cometido un crimen horrible en Kansas. Queda en puntos suspensivos, sin resolver. Quiere describir la sensación de miedo y paranoia que azota a la gente de esta rural población. Y allí que se va, con su amiga Harper Lee. Ambos –Sandra Bullock y Toby Jones– están fabulosos. Especialmente este último, verdadero protagonista: egocéntrico, cotilla y farandulero. También afable y simpático. Una tormenta de sensaciones. Rinde a Jeff Daniels con sus anécdotas de Hollywood. El director, Douglas McGrath, recrea maravillosamente el proceso de escritura que acompañó a In Cold Blood. Y choca la relación entre Capote y Perry Smith: observamos a un Daniel Craig preso del sentimiento del escritor. Se palpa una historia de amor, con incidentes violentos como el asalto en la celda. Una lectura más sobre la compleja vida de esta magnífico escritor. Genial el consejo del preso hacia su persona: a tus escritos les falta bondad. Imposible obtener un prólogo mejor para disfrutar de aquella obra maestra de la literatura.  

Crash (2004)

  • zazazaEstados Unidos
  • Drama
  • Dirigida por Paul Haggis
  • Escrita por Paul Haggis y Robert Moresco (Historia: Paul Haggis y Bobby Moresco)
  • Interpretada por Matt Dillon, Terrence Howard, Sandra Bullock, Don Cheadle, Jennifer Esposito, Michael Peña y Ryan Philippe
  • 115 minutos

“Es la sensación de contacto en cualquier ciudad por la que camines, ¿comprendes? Pasas muy cerca de la gente y esta tropieza contigo. En Los Angeles nadie te toca. Estamos siempre tras este metal y cristal y añoramos tanto ese contacto que chocamos contra otros sólo para poder sentir algo.”

El título de esta obra ya denota sus intenciones. ‘Crash’ es una oda a las colisiones, los tropiezos, los choques y los golpes. No entendidos éstos en sentido literal, sino como una metáfora del lado áspero de la vida. Esta es, por tanto, una historia llena de humanidad.

Paul Haggis pincela con sutileza un retrato de la sociedad angelina a comienzos del siglo XXI. Las figuras del paisaje quedan perfectamente contornadas. Caminan, lloran, sufren. Aun quedando prendados por la ilusión y fantasía del cuento que un padre le susurra a su pequeña hija, lo cierto es que aquí apenas encontramos atisbos de felicidad y alegría. Retales de vida, en definitiva, tan emotivos como sentidos.