Dersu Uzala (1975)

  • dersUnión Soviética
  • Naturaleza
  • Dirigida por Akira Kurosawa
  • Escrita por Akira Kurosawa y Yuri Nagibin (Novela: Vladimir Arsenev)
  • Interpretada por Maksim Munzuk y Yuri Solomin
  • 144 minutos 

La vida en los bosques. Y la compañía de un buen amigo. Eso es, en esencia, esta película: un canto a la naturaleza, a la amistad. El encuentro fortuito entre Yuri Solomin (Arsenyev) y Maksim Munzuk (Dersu), un capitán militar y un cazador nómada, será el pretexto empleado por Akira Kurosawa para sumergirnos en el respeto, en la tolerancia, en la inocencia más pura que contiene esta historia.

Todo ello lo representa Dersu, y de él queda cautivo Arsenyev. La fuerte idiosincrasia de aquel, un personaje perfilado a las mil maravillas, será la clave de bóveda de esta narración. Él es la sabiduría más básica, esa que venera al sol, teme al fuego y ayuda al otro. Y extrañado queda Arsenyev ante su bondad, ante su carácter natural y sincero, embarcándose en una aventura por las colinas, por el frío y la nieve, pero también por el sol, la estepa y el rocío de la mañana. Disfrutarán, así, de las cuatro estaciones. Y lo harán rodeados de una extraña y melancólica sencillez.

El punto triste que acompasa a la figura del nómada, arraigado en la libertad más profunda, alza el vuelo a la sombra de los árboles. Sin embargo, todavía brilla más durante su corta estancia en la ciudad, alejado de sus rituales y tradiciones, sometido a los dictámenes de la sociedad. Kurosawa consigue de una manera tan quieta y hermosa regalarnos este retal de humanidad.  

Anuncios