Le trou (1960)

  • Trou,-LeFrancia
  • Drama carcelario
  • Dirigida por Jacques Becquer
  • Jose Giovanni, Jacques Becker y Jean Aurel (Novela: Jose Giovanni)
  • Interpretada por Marc Michel, Jean Keraudy, Philippe Leroy, Michel Constantin y Raymond Meunier
  • 132 minutos

“… pauvre Gaspard.” 

Encerrarte en una celda. Y vivir, respirar, pensar allí dentro. Es la nueva realidad que acompaña a Claude Gaspard, interpretado de forma tan humana por Marc Michel. ¿Cuántos años le caerán? ¿Cuántas primaveras desperdiciará enjaulado? Pronto sus compañeros de celda le aleccionarán, le harán sentirse vivo, ilusionado. Le ofrecerán una oportunidad, una salida: la escapatoria.

Magistral plan ejecutado, con todo lujo de detalles, por Jacques Becquer. Si el guion, aun en su sencillez, es toda una delicia, la narración del cineasta se convierte en el mayor tesoro de este film, apoyándose, eso sí, en un trabajo de iluminación cautivador por parte de Ghislain Cloquet. El realismo que acompasa a esta historia es tal, que uno termina por sentirse allí dentro, carcomido por los nervios y la tensión. La sensible actuación de Marc Michel, agazapado inicialmente entre sutilezas y temores, sirve para reflejar la nobleza de sus compañeros de celda. Estos le acogen, le hacen sentir partícipe. Ponen, por decirlo de alguna manera, un retal de humanidad en todo esto. Ellos son unos formidables Jean Keraudy y Philippe Leroy, siguiéndoles de cerca en tal función Michel Constantin y Raymond Meunier.  

El silencio habla. Los martillazos resuenan. Y el serrucho es un grito en mitad de la noche. La orquestación de la fuga y su ejecución dan abrigo a una serie de escenas -imposible elegir solo una- que caminan sobre la maestría. El fugaz encuentro con la libertad es una de ellas. Así como los sombríos cinco minutos finales. Un brutal desenlace para capitular esta asfixiante historia donde un valor resalta por encima de cualquier otro: el de la lealtad. Obra maestra.        

Anuncios