Edward scissorhands (1990)

  • edward_scissorhands_ver3Estados Unidos
  • Romántica
  • Dirigida por Tim Burton
  • Escrita por Caroline Thompson
  • Interpretada por Johnny Depp, Winona Ryder, Dianne Wiest, Anthony Michael Hall y Alan Arkin
  • 98 minutos

“A veces aún bailo bajo la nieve”. 

Esta es, con diferencia, la mejor película de Tim Burton. Estrenada en 1990, con ‘Eduardo manostijeras’ se abría una década de magnífico cine en la que la misma ejercía como una de las cintas más emblemáticas de la época. Un derroche de estilo, creatividad y fantasía. 

La existencia de un vecindario cualquiera de los Estados Unidos, retratado éste con una sutil ironía por parte de Caroline Thompson, quedará salpicada por el universo fantástico, benevolente y singular que representa Edward, un chico solitario al que su creador dotó de corazón y sentimientos, pero al que nunca pudo completar, portando tijeras en lugar de manos, condenándolo así a la marginación eterna. ¿Cómo encajará Edward en extraño lugar?

Un cuento de amor con un punto triste, melancólico. Es una historia muy bonita de contar, narrada a las mil maravillas e interpretada fabulosamente por la pareja protagonista, Johnny Depp y Winona Ryder. Una obra maestra repleta de fantasía, emoción y nostalgia. 

Anuncios

Beetlejuice (1988)

  • bitelchus-121077102-largeEstados Unidos
  • Fantástico
  • Dirigida por Tim Burton
  • Escrita por Michael McDowell y Warren Skaaren
  • Interpretada por Michael Keaton, Winona Ryder, Geena Davis y Alec Baldwin
  • 93 minutos

Aquí descansan los cimientos del mejor Tim Burton. Esto es ‘Beetlejuice’, su carta de presentación frente al gran público. Cierto es que ya había trabajado con anterioridad en proyectos menores, pero fue a raíz del año 1988, fecha de estreno de esta mítica cinta, cuando el estrambótico cineasta californiano iniciaba una imparable y talentosa filmografía para deleite de muchos aficionados a su cine.

La particular estética con la que envolver a todo ese universo fantástico que rodea a la encantada casa de Alec Baldwin y Geena Davis es uno de los mayores legados de esta película. Burton, y toda la factura técnica que siempre le acompaña, se luce en este aspecto. Pero cuidado, no pierdan atención a la gamberra comedia que representa el sensacional Michael Keaton y, por supuesto, al secreto mejor guardado de esta cinta: la pálida Winona Ryder ejerciendo de chica incomprendida, freak y solitaria. 

Una historia divertida. Los fantasmas de siempre y la típica casa encantada se entremezclan de un modo tan original que la narración termina por ser muy amena, quedando adornado todo ello por la desbocada indumentaria burtoniana. Un clásico.

Sleepy hollow (1999)

  • sleepy_hollow_ver2_xlgEstados Unidos
  • Terror
  • Dirigida por Tim Burton
  • Escrita por Andrew Kevin Walker (Novela: Washington Irving)
  • Interpretada por Johnny Depp, Christina Ricci y Casper Van Dien
  • 105 minutos

Johnny Depp da vida en ‘Sleepy hollow’ a un hombre que se niega a creer en los mitos y leyendas de los pueblerinos, entregado así a la razón, a la ciencia y a la técnica. Estamos a punto de entrar en el siglo XVIII, en pleno 1799, y el entusiasta investigador es un discípulo del método que pronto recibirá el encargo de investigar una serie de muertes en un pueblo cercano a Nueva York.

La factura técnica es fastuosa. La estética de ‘Sleepy hollow’ es uno de sus grandes activos, pero no el único. Contiene una historia sumamente entretenida en la que la intriga, el misterio, el terror, la fantasía y hasta el ligero romance se darán de la mano para amenizarnos la velada. El actor protagonista se luce, una vez más, bajo las órdenes de Tim Burton. Éste, por su parte, es capaz de sacarle todo el jugo posible a un guión, el de Andrew Kevin Walker, muy bien equilibrado.   

Esta historia debía caer, sí o sí, en manos de Tim Burton. El poderío visual que envuelve a la leyenda del jinete sin cabeza nos fascina al combinar con gracia lo mundano con lo fantástico. Tenemos el lujo de contar incluso con Christina Ricci, actriz de moda en los noventa, como último aditivo para el entretenimiento de altos vuelos que nos proporciona esta intriga servida bajo un rotundo lema: rodarán cabezas.