Citizenfour (2014)

  • citizenfourEstados Unidos
  • Documental (Cine político)
  • Dirigida por Laura Poitras
  • Escrita por Kirsten Johnson, Trevor Paglen, Laura Poitras y Katy Scoggin
  • Interpretada por Edward Snowden, Glenn Greenwald, Ewen MacAskill, Julian Assange y William Binney. 
  • 114 minutos

El documental de Laura Poitras es una síntesis, cronológicamente ordenada, de una de las mayores revelaciones acontecidas en la historia de la democracia estadounidense: la filtración por parte de Edward Snowden de los procedimientos de la NSA. Este joven, residente en Hawaii y de apenas 29 años de edad, avergonzaba a la Administración Obama, impoluta en la fachada y cínica en su contenido, con un sencillo portátil. Desde sus contactos iniciales con la documentalista Laura Poitras, a la postre hacedora de este film, hasta las interacciones dadas con los periodistas de The Guardian, Glenn Greenwald y Ewen MacAskill, es así como se levanta esta narración.

Esto va sobre el poder del Gobierno frente al poder del ciudadano. Un trabajador, con acceso pleno a cualquier información, que, un buen día, decide rebelarse y tejer su plan. Es un acto contestatario, valiente y necesario. Su vida jamás volverá a ser la misma. Pero Snowden actúa cívica y honestamente: We are building the biggest weapon for oppression in the history of mankind. Y no tiene miedo, quiere dar la cara. Aunque los nervios y la tensión lo carcomen en su escapatoria hacia Moscú. De esta forma, Citizenfour capta los pequeños momentos, los escenarios que acompañaron a esta revelación periodística. El intercambio de mails, las conversaciones en una habitación de hotel o las grandes plantas -admirablemente escenificadas por Poitras- construidas en mitad de la nada con el fin de socavar los cimientos básicos de la libertad.   

Aun rozando la paradoja, la realidad es que los mecanismos de los Estados Unidos, en cuanto al control de información se refiere, se asemejan a los de cualquier sistema totalitario. Con un punto mayor de inquietud: aquí se opera a escala global. La libertad se denosta con la conducta de esta Administración, sucesora en cuanto a metodología de la Administración Bush hijo. La libertad se acrecenta, sin embargo, con la actitud de personas como Ed Snowden. Y la libertad se manipula, al final, con la idea de juzgar el opresor, bajo el amparo de la ley, al verdadero garante de aquella. Todo resulta muy turbio.

El documental es un chispazo, se me pasa volando. Y todo en él, salvo la osadía de los protagonistas, me asusta. Cómo la democracia americana se ha tergiversado de tal manera. Cómo la libertad (o privacidad) ha desaparecido tan ferozmente. Cómo el PRISM es uno de los grandes atentados a la libertad que ha existido nunca. Cómo, en definitiva, ha cambiado el mundo -y la conducta de los Estados Unidos- desde el 11-S. Y cómo todo ello termina por afectarnos, a todos, a cualquier ciudadano del planeta. Esta película tiene el mérito de captar este fascinante momento de contestación democrática. Es un documento histórico, de gran valor político e icónico en cuanto a definir las líneas maestras de la sociedad global que caracteriza a estos primeros décadas del siglo XXI.         

Anuncios