To be or not to be (1942)

  • To_Be_or_Not_to_Be_1942_posterEstados Unidos
  • Sátira (Nazismo)
  • Dirigida por Ernst Lubitsch
  • Escrita por Edwin Justus Mayer (Historia: Melchior Lengyel)
  • Interpretada por Carole Lombard, Jack Benny y Robert Stack
  • 99 minutos 

“You’re the greatest actor in the world. Everybody knows that, including you.”

Estamos en la Varsovia de 1939, en plena antesala de la barbarie nazi. Allí una compañía teatral representa a Shakespeare, Ser o no ser, mientras prepara otra obra, de título explícito –Gestapo-, con la que mofarse del amenazante (y vecino) Adolf Hitler. Así es como Hitler (el falso, el representado) se pasea con calma por las calles de la capital polaca. Y así es como el apuesto aviador Robert Stack se enamora de Maria Tura, es decir, de una inolvidable Carole Lombard. Son los primeros chispazos con los que Ernst Lubitsch, berlinés de nacimiento, alumbra esta película repleta de ingenio y diversión.

Al drama también le puedes sacar una sonrisa, debió pensar Justus Mayer, guionista del film. La mejor figura de todas (al menos, con quien más reí) es la de Joseph Tura, interpretada maravillosamente por Jack Benny. Actor de ego inacabable, primero. Clandestino, después, en plena ocupación nazi y convertido, finalmente, en figura clave de la resistencia polaca frente al invasor. Aunque, eso sí, por encima de todo… marido despechado. Lubitsch teje la mejor escena de la película al desvelar el código secreto en esta intriga repleta de actores y espías: to be or not to be. Brillante, igual que cualquiera de los diálogos entablados (las mil y una pullas incluidas) entre Lombard y Benny.   

En fin, una divertida y variada comedia. Hace sonar distintas notas, y todas le resultan bien: el toque romántico, la afectuosa mirada al mundo del teatro y, por supuesto, la sátira hitleriana. Eso sí, parece como si todo lo que tuviera como objeto de atención la crítica del régimen nazi tuviera que ser bañado en oro. Y no tiene el porqué. To be or not to be simplemente es una comedia graciosa, de loables intenciones y muy bien narrada.